El turismo en España no afloja y suma un nuevo récord: 24 millones de viajeros en cuatro meses

Ni la inflación, ni la guerra en Gaza, ni la desaceleración económica en algunos grandes mercados emisores han frenado al nuevo turismo que ha resurgido tras la pandemia y parece dispuesto a quedarse, a pesar de los numerosos efectos adversos vividos en los dos últimos años. La llegada de turistas extranjeros a España en el primer cuatrimestre del año confirma este nuevo perfil y sugiere que el fenómeno del "turismo de revancha", que priorizaba los viajes frente a otros gastos domésticos, ha pasado de ser algo temporal a convertirse en una tendencia estructural.

En los primeros cuatro meses del año, España recibió 24 millones de viajeros en sus principales destinos turísticos, lo que representó un incremento del 14,5% respecto a las cifras de 2023, año en el que ya se había establecido un nuevo récord turístico con 85,3 millones de visitantes. Entre las seis grandes autonomías de destino (Cataluña, Canarias, Baleares, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid), Baleares fue la que menos creció, con un aumento del 6,8% anual, llegando a casi dos millones de viajeros, afectada por su temporada baja y estacionalidad.

En cambio, Andalucía, Canarias y Cataluña experimentaron crecimientos de doble dígito. Especialmente notable es el caso de Canarias, donde surgieron los primeros signos de rechazo al turismo masivo a finales de abril, pero que se mantuvo como la autonomía más visitada en España, con 5,45 millones de visitantes entre enero y abril, marcando un hito histórico al superar el millón de viajeros cada mes consecutivamente.

El aumento de turistas en Madrid y Valencia fue del 22%, impulsado por la fuerte presencia de pisos turísticos. La Comunidad Valenciana experimentó el mayor crecimiento de viajeros, recibiendo a 3,03 millones en el primer cuatrimestre, un 22% más que en el mismo período de 2023. Madrid, por su parte, registró 2,71 millones de viajeros, con un incremento anual del 21,6%. Fuentes empresariales consultadas por este diario coinciden en señalar que estas cifras están estrechamente relacionadas con el fenómeno de los pisos turísticos en Madrid y Valencia. Un informe de Exceltur destacó que en Valencia el número de plazas hoteleras y viviendas turísticas era similar, cercano a las 20.000 plazas en ambos casos.

Mientras la llegada de turistas alcanza máximos históricos, el gasto realizado durante sus estancias también se incrementa, impulsado por la inflación y el "turismo de revancha". Entre enero y abril, este indicador aumentó un 22,6%, alcanzando los 31.512 millones de euros. Además, el gasto medio por estancia subió un 23,7% en abril, hasta los 1.221 euros, y el gasto medio diario creció un 18,8%, situándose en 183 euros.

"Los resultados del primer cuatrimestre de 2024, los mejores desde que contamos con registros oficiales, reflejan un turismo centrado en la calidad como aspecto diferenciador, con un gasto en destino que sigue aumentando y que simboliza la conexión permanente de los turistas internacionales con una oferta innovadora que busca hacer realidad valores como la sostenibilidad y la digitalización", destacó en un comunicado el ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu.

(El País, 04-06-2024)

10/06/2024|