Gobierno y agentes sociales prosiguen con la negociación sobre las pensiones

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se reunirá nuevamente este lunes con los sindicatos y la patronal para continuar las negociaciones sobre los temas pendientes de la reforma de pensiones aprobada en la pasada legislatura. Las últimas reuniones se centraron en resolver las discrepancias de los agentes sociales y colectivos como los investigadores respecto al convenio aprobado por la Seguridad Social para recuperar años no cotizados debido a prácticas no remuneradas.

La medida fue criticada por su alto costo para las personas que deseaban rescatar esos años no cotizados. Aunque se continuaron tratando otros temas de la negociación, la regulación de este convenio con la Seguridad Social fue el principal enfoque de los miembros de la mesa de diálogo sobre pensiones.

En la reunión de hace dos semanas, la Seguridad Social informó que se atendieron las solicitudes de los interlocutores sociales, de modo que se utilizará como base de cotización del convenio especial la base mínima correspondiente al año en que se realizó la actividad (la orden del 1 de mayo prevé que la base de cotización sea la base mínima en 2024). Por ejemplo, la cuota de 1997 sería de 101 euros.

También se acordó que se puedan rescatar íntegramente cinco años, incluso en los casos en que, según la regulación de 2011, ya se hubiesen rescatado dos años (5+2). Además, se amplió a cuatro años y medio el período para suscribir el convenio, extendiéndolo hasta el 31 de diciembre de 2028 para facilitar el acceso de los interesados. Antes, el Gobierno trabajaba con un período de dos años.

Asimismo, se permitirá fraccionar el pago hasta el doble del período rescatado con un máximo de siete años: por ejemplo, si se rescatan dos años, podrán pagarse en cuatro años (la orden inicial publicada el 1 de mayo prevé que el ingreso de las cuotas se realice en un solo pago o en un número máximo de mensualidades igual al período rescatado).

De esta manera, el enfoque ahora se centrará nuevamente en la reforma de los coeficientes reductores para las ocupaciones especialmente penosas (los nuevos parámetros objetivos para que estos trabajadores puedan adelantar su jubilación). En este punto, los sindicatos reconocen avances, pero señalan que se debe ser más ambicioso y prestar más atención a las profesiones feminizadas, según indica Servimedia.

Otra prioridad de la mesa es dar un mayor protagonismo a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social para acelerar la recuperación de los trabajadores en situación de baja médica, siempre y cuando se trate de enfermedades de origen traumatológico. Los sindicatos insisten en que esto debe ser voluntario para el trabajador, mientras que la CEOE propone que el papel de las mutuas se extienda más allá de estas patologías específicas.

(Expansión, 10-06-2024)

10/06/2024|