Montero confirma que el Gobierno retrasará el relevo en el Banco de España en espera de un pacto con el PP

El mandato del actual gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, finaliza el próximo martes 11 de junio, pero el Gobierno ha decidido tomarse más tiempo antes de nombrar a su sucesor, esperando alcanzar un posible acuerdo con el Partido Popular para la renovación de cargos institucionales, incluido el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), después de las elecciones europeas de este fin de semana. La vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó este martes que la actual subgobernadora, Margarita Delgado, podrá asumir las funciones de gobernadora mientras se negocia con el PP, ya que su mandato no finaliza ahora, sino el 11 de septiembre. Hasta esa fecha, el Gobierno tiene como plazo máximo para intentar llegar a un acuerdo con el PP sobre los relevos en el Banco de España.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta Montero expresó su esperanza de que, tras las elecciones europeas, "cambie la actitud del PP" y se muestre dispuesto a "intentar llegar a acuerdos y consensos" con el Gobierno, no solo en la renovación de los cargos de gobernador y subgobernadora del Banco de España, sino también en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyo mandato está vencido desde hace más de 5 años. "Sería lógico que [el cambio de actitud del PP] afectara a todos los ámbitos institucionales pendientes de renovación, y no solo al Banco de España", reflexionó Montero.

"No tendría sentido mantener bloqueada la renovación del CGPJ y, al mismo tiempo, acordar la renovación de otros órganos", subrayó la vicepresidenta, aclarando que esto no debe interpretarse como una condición por parte del Gobierno. "Ninguna cuestión está vinculada, pero veremos si el PP está dispuesto a cumplir las obligaciones que le otorga la ley", añadió.

A diferencia de la renovación del CGPJ, donde la Constitución exige que la mayoría del Parlamento valide los nombramientos, la renovación del Banco de España es prerrogativa del presidente del Gobierno. No obstante, existe una tradición no escrita por la cual el Gobierno propone un nombre para el cargo de gobernador que sea aceptable para el principal partido de la oposición, mientras que este último hace lo propio para el cargo de subgobernador. En caso de no alcanzar un acuerdo con el PP, el Gobierno designaría a los sustitutos de Pablo Hernández de Cos y Margarita Delgado cuando terminen sus respectivos mandatos, el 11 de junio y el 11 de septiembre.

El ministro de Economía, Carlos Cuerpo, ha reiterado que el Ejecutivo no elegirá al nuevo gobernador o gobernadora en función de su afinidad con el PSOE: "Al frente del Banco de España habrá una persona perfectamente capacitada para seguir manteniendo en lo alto del ranking en prestigio y capacidad" a la institución, afirmó Cuerpo en varias intervenciones públicas. Entre los nombres que suenan con más fuerza están José Manuel Campa (exsecretario de Estado de Economía en el Gobierno de Rodríguez Zapatero, exdirectivo del Santander y actual presidente de la Autoridad Bancaria Europea), Fernando Restoy (exsubgobernador a propuesta del PSOE y actual presidente del Instituto de Estabilidad Financiera del Banco de Pagos Internacionales de Basilea), Montserrat Martínez Parera (vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y exjefa de gabinete de Restoy en el Banco de España), y Óscar Arce (director general de economía del BCE y exdirector de economía del Banco de España).

(El Periódico, 05-06-2024)

10/06/2024|