Hacienda facilita por primera vez la corrección de errores en la Renta vía online

La Agencia Tributaria ha implementado por primera vez un servicio que permite a los contribuyentes que ya han presentado su declaración de la Renta corregir pequeños errores sin incurrir en recargos de intereses ni sanciones. La Administración ha comenzado a enviar notificaciones a estos usuarios y pone a su disposición una nueva declaración denominada "Complementaria calculada", que incluye los ajustes que el fisco considera necesarios para subsanar la declaración original.

Específicamente, los contribuyentes que reciban estas advertencias de Hacienda sobre errores en su declaración pueden acceder a la página web o la aplicación de la Agencia Tributaria, dentro del "Servicio de tramitación de borrador / declaración (Renta Web)", para encontrar la "Complementaria calculada" elaborada por el fisco con los datos correctos. Si el contribuyente está de acuerdo con la información proporcionada por Hacienda, deberá confirmar la complementaria, como si se tratara del borrador de la Renta, dando por presentada la nueva declaración de manera online.

En una nota del 27 de junio, la Administración tributaria explica que "algunos contribuyentes presentan la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) con errores de importe no muy elevado, cuya subsanación puede ser realizada por el propio contribuyente de manera voluntaria, sin que se inicie ningún procedimiento de comprobación por parte de la Agencia Tributaria, a través del nuevo servicio de Complementaria calculada del IRPF".

Hacienda aclara además que la disponibilidad de esta nueva complementaria no implica necesariamente que haya un error en la declaración del IRPF, sino que existe una discrepancia entre los datos comunicados por el ciudadano y los que posee Hacienda. Por lo tanto, según la Agencia Tributaria, si ese fuera el caso, "el contribuyente no tiene por qué presentar la Complementaria calculada" y "precisamente porque la discrepancia puede estar justificada, no es necesario que aporte ninguna documentación para explicar por qué no la presenta".

Estas complementarias calculadas difieren de la declaración complementaria que los ciudadanos pueden hacer para corregir datos graves o añadir información omitida en la Renta hasta cuatro años después de la fecha de finalización de la presentación de la declaración.

La declaración de la Renta de 2023, que comenzó el 3 de abril, concluyó ayer. La Administración estimaba al inicio de la campaña que se presentarían 23,2 millones de declaraciones, un 1,2% más que el año anterior (por primera vez, todos los autónomos debían hacerla, independientemente de los ingresos obtenidos). Además, se preveía ingresar 18.908 millones de euros, un 12,2% más que el año anterior, y devolver 11.650 millones, un 1,8% menos, lo que dejaría la recaudación neta para las arcas públicas en 7.258 millones, una cifra récord.

No obstante, esta optimista estimación de ingresos podría verse afectada por las devoluciones millonarias que Hacienda debe realizar por el IRPF de los pensionistas que en su día cotizaron a las mutualidades.

(El Economista, 02-07-2024)

08/07/2024|