La banca impulsa la remuneración de los depósitos y cuentas de ahorro

Las entidades financieras nacionales e internacionales más competitivas en el mercado español del ahorro continúan luchando por captar nuevos clientes al inicio del segundo semestre del año. La reducción de 25 puntos básicos en el precio oficial del dinero el 6 de junio y la posterior caída del euríbor a los niveles más bajos desde febrero no ha impedido que los bancos mejoren o mantengan sus mejores ofertas.

En el sector se comenta que las dudas del Banco Central Europeo (BCE) sobre el momento y la magnitud de futuras reducciones de los tipos de interés han alterado las estrategias a corto plazo. A la espera de que Christine Lagarde aclare estas incertidumbres, los bancos siguen mejorando las rentabilidades de cuentas y depósitos, con movimientos que, en algunos casos, como los de EVO Banco y Sabadell, han sorprendido a la competencia.

EVO, que será absorbido por su matriz Bankinter durante el primer semestre del próximo año, ha aumentado la rentabilidad de su cuenta bienvenida del 2,85% al 3,05% TAE (Tasa Anual Equivalente) hasta un saldo máximo remunerado de 30.000 euros. Esta rentabilidad es la más alta entre las cuentas sin condiciones de los bancos españoles, superando el 3% de EBN Banco, que se aplica hasta los primeros 10.000 euros.

El tipo de interés de EVO también supera al de Banco Sabadell, que ha elevado el rendimiento de su cuenta online del 2% al 2,5%, con un saldo máximo remunerado de 50.000 euros, lo que convierte su oferta en la más generosa en términos de intereses generados entre las entidades nacionales. De este modo, los bancos españoles acortan distancias en rentabilidad con los extranjeros más agresivos del momento.

Bank Norwegian mantiene sin cambios su cuenta al 3,7% con un saldo máximo remunerado de hasta un millón de euros y amplía distancias con las pocas entidades que sí han reducido sus retribuciones. Una de ellas es el neobróker Trade Republic, que ha disminuido su tipo de interés del 4% al 3,75% en los saldos de liquidez de sus cuentas, siguiendo al BCE; mientras que Renault Bank lo ajusta ligeramente del 2,89% al 2,73%.

Estas son excepciones en un mercado donde la competencia sigue creciendo. Deutsche Bank, bajo el paraguas del fondo de garantía español, también ha renovado la promoción de su Cuenta DB al menos hasta el 31 de julio. Este producto ofrece 360 euros durante el primer año a los nuevos clientes con nóminas de al menos 2.000 euros mensuales. Además, remunera los saldos entre los 10.000 y los 100.000 euros al 2,5% TAE.

Por su parte, BBVA ha extendido hasta fin de año su oferta que paga 60 euros al mes (720 al año) por todos los recibos domiciliados durante doce meses después de la apertura de la cuenta online sin comisiones. A cambio, solo se requiere mantener un saldo de 400 euros en la cuenta, en una modalidad, la de los pagos en efectivo, que según las entidades, es cada vez más efectiva para atraer nuevos clientes.

En cuanto a los depósitos a plazo, también hay una fuerte competencia entre las entidades más activas. Lo más destacado ocurre en el plazo de tres meses, donde Banco BiG ha comenzado a pagar el 4%. En contrapartida, el banco portugués ha reducido la rentabilidad del que hasta ahora era el mejor depósito puro del mercado español, con un tipo del 4,14%, que ahora se reduce al 3,75% a seis meses.

La oferta de BiG a tres meses es la mejor del mercado junto a la de Banco Cetelem, que ha renovado sin cambios las rentabilidades de todos sus depósitos, que vencían el 30 de junio. El portugués BFS también ha hecho lo mismo, eliminando el depósito no cancelable para nuevas aportaciones al 3,40% en los plazos de 12 y 18 meses.

(Expansión, 08-07-2024)

08/07/2024|