La deuda pública repunta en marzo tras 11 trimestres seguidos a la baja

La deuda del Estado vuelve a alcanzar el 109% del PIB en un momento en el que se reactivan las normas fiscales, mientras que la deuda de las comunidades autónomas supera en 9 puntos el límite legal, con la Comunidad Valenciana y Cataluña a la cabeza. La deuda por habitante varía entre los 2.828 euros en Canarias y los 10.878 euros en Cataluña.

La deuda pública de España ha vuelto a aumentar justo cuando se reactivan las reglas fiscales europeas. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) informó ayer que el endeudamiento total de las Administraciones Públicas del país cerró marzo en el 108,9% del PIB, rompiendo una racha de 11 trimestres consecutivos de disminución. El organismo, presidido por Cristina Herrero, también alertó sobre el exceso de deuda de las comunidades autónomas, destacando la gran disparidad entre ellas, y subrayó la necesidad de realizar ajustes.

La Airef recuerda que la respuesta del sector público a la pandemia incrementó la deuda española del 98,2% al 125,3% del PIB. Desde entonces, la deuda había disminuido hasta cerrar 2023 en el 107,7%. Sin embargo, su peso relativo ha vuelto a aumentar en 1,2 puntos, superando en más de 10 puntos los niveles previos a la pandemia. Según la actualización del Observatorio de deuda pública de la Airef, publicada ayer, "históricamente, el primer trimestre del año tiene una notable estacionalidad positiva debido a que los emisores públicos suelen aprovechar la favorable demanda de principio de año", a pesar de lo cual se ha roto una racha de 11 trimestres de reducción del ratio de deuda, tras un periodo de desaceleración en su descenso, con una reducción de 2,2 puntos en los últimos cuatro trimestres.

A pesar de la mejora relativa en comparación con el tamaño de una economía en expansión, la Airef destaca que, en términos monetarios, la deuda pública española no ha dejado de crecer, alcanzando los 1,604 billones en abril. Incluso en términos relativos, pese a haber reducido su peso en 16 puntos desde 2021, España sigue siendo uno de los países más endeudados de la UE, detrás de Grecia, Italia y Francia, y en línea con Bélgica.

En cuanto a las comunidades autónomas, la Airef relata cómo las sucesivas crisis han incrementado su deuda del 5,8% del PIB en 2007 a un máximo del 27,2% en 2020. Desde entonces, la ratio ha disminuido en 4,9 puntos, cerrando 2023 en el 22,2%, por debajo del umbral prepandemia. Sin embargo, este nivel sigue siendo 9,2 puntos superior al límite legal del 13% establecido en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, cumplido por última vez en 2010.

La situación varía significativamente entre territorios. Según la Airef, hay más de 30 puntos de diferencia entre los 42,4 puntos de deuda sobre el PIB de la Comunidad Valenciana, la región en peor situación, y los 12,1 puntos de Canarias, la que menor carga soporta.

En términos generales, 14 de las 17 comunidades superan la referencia del 13%, siendo País Vasco (12,7%) y Navarra (11,7%) las únicas, junto con Canarias, en cumplir el límite, aunque Madrid ya está cerca (13,3%). Las situaciones más críticas, después de la Comunidad Valenciana, son las de Castilla-La Mancha (31,5%), Murcia (31,4%) y Cataluña (31,1%).

Cataluña es la autonomía con mayor volumen de deuda en términos absolutos, con 87.300 millones de euros al cierre del primer trimestre, y per cápita, con 10.878 euros por habitante. Le sigue la Comunidad Valenciana, con 57.700 millones acumulados y una carga de 10.842 euros por vecino. Además, la Airef calcula que el 75% de los mecanismos de financiación para las autonomías han sido consumidos por Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía.

La advertencia de la Airef llega en pleno debate sobre la reforma del modelo de financiación autonómica, mientras el Gobierno negocia la condonación de su deuda, y en un momento en que la UE ha reactivado los límites de 60% del PIB en deuda y 3% en déficit. Al incumplirlos, España deberá presentar en septiembre un plan estructural de ajustes que garantice una senda descendente de la deuda a 10 años vista. El esfuerzo recaerá sobre todas las administraciones. De forma inercial, la deuda de las regiones caerá al 19,7% para 2028 y la Airef estima que para alcanzar el límite del 13% las autonomías deberán realizar ajustes anuales de 0,33 puntos del PIB hasta 2031; 0,11 puntos hasta 2037; o 0,08 puntos hasta 2041.

(El Mundo, 03-07-2024)

08/07/2024|