Moncloa enfría la urgencia para reducir la jornada laboral y pide hacer lo posible para atraer a CEOE al pacto

El sector socialista del Gobierno considera que, si es necesario, es preferible posponer la aprobación de la reducción de la jornada laboral a 37,5 horas para "agotar todas las posibilidades" de alcanzar un acuerdo en el diálogo social que también incluya a la patronal. "Prefiero llegar tarde, pero llegar todos", comentaron este jueves fuentes gubernamentales.

De esta manera, el ala socialista del Gobierno desacelera los planes de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quien busca finalizar la negociación de la rebaja de la jornada laboral antes de las vacaciones de verano, una meta que también comparten CCOO y UGT.

Fuentes del sector socialista creen que es importante "agotar las posibilidades de entendimiento" y que "hay que dar tiempo" al diálogo. Además, consideran que, dado que la medida se tramitará como proyecto de ley, sería beneficioso lograr un acuerdo tripartito para aumentar las posibilidades de que cuente con suficientes apoyos parlamentarios para su aprobación.

Estas mismas fuentes son conscientes de que Yolanda Díaz entiende la importancia de alcanzar un pacto tripartito y, en consecuencia, señalaron que la líder de Sumar en el Gobierno de coalición "apremia" en la mesa con los agentes sociales, aunque realmente esas son "técnicas negociadoras".

Asimismo, subrayaron que este es uno de los temas centrales de la legislatura, por lo que no son tan relevantes los plazos específicos en la negociación. "Vamos a darnos un tiempo", enfatizaron estas fuentes.

Cabe recordar que Yolanda Díaz y los sindicatos quieren cerrar la reducción de la jornada laboral antes de que termine este mes. Además, han acusado a la patronal de no presentar ninguna propuesta en la mesa, aunque este próximo lunes el Ministerio de Trabajo presentará un nuevo texto a los agentes sociales que, como adelantó Díaz, tiene como objetivo atraer a los empresarios al consenso.

Por su parte, la CEOE critica "la imposición" y los "ultimátums" en la mesa, y este mismo miércoles, el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, acusó al Ejecutivo de promover "tesis comunistas" con sus políticas. A propuesta de Sumar, el acuerdo de Gobierno de coalición incluyó reducir la jornada laboral de 40 a 38,5 horas semanales este año para pasar en 2025 a las 37,5.

(La Vanguardia, 05-07-2024)

08/07/2024|