Nuevo aviso de la Agencia Tributaria a los propietarios de viviendas

La Agencia Tributaria (AEAT) ha emitido un aviso a los propietarios de viviendas sobre sus obligaciones fiscales tras la venta de sus inmuebles. Según la administración, los vendedores deben pagar tres impuestos principales. En primer lugar, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que se divide proporcionalmente entre el comprador y el vendedor, dependiendo del tiempo que cada uno haya sido propietario de la vivienda. En segundo lugar, la plusvalía municipal, y finalmente, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que implica declarar una posible ganancia patrimonial en la siguiente Declaración de la Renta.

Existen situaciones en las que los propietarios pueden quedar exentos de pagar el IRPF por la venta de su vivienda. Por ejemplo, aquellos que reinviertan el dinero obtenido en la compra de otra vivienda habitual dentro de los dos años anteriores o posteriores a la venta pueden beneficiarse de una exención por reinversión en vivienda. Es importante que la vivienda transmitida y/o la adquirida cumpla con los requisitos para ser considerada vivienda habitual y que el propietario haya residido en ella al menos tres años. Además, las personas mayores de 65 años y aquellas en situación de dependencia que vendan su residencia principal y no reinviertan el dinero en otra vivienda no están obligadas a pagar impuestos por la venta.

Si la propiedad vendida es una segunda vivienda, también puede aplicarse una exención fiscal si el dinero obtenido se destina a constituir una renta vitalicia, siempre y cuando no supere los 240.000 euros, debiendo tributar solo por el exceso de esa cantidad. En el caso de las daciones en pago, que son entregas de viviendas al banco para saldar hipotecas que no pueden ser pagadas, tampoco es necesario pagar impuestos a Hacienda. Para determinar si hubo ganancia o pérdida patrimonial, se calcula la diferencia entre el valor de adquisición de la vivienda y el valor de transmisión, que es el valor de la deuda saldada con la dación.

Es crucial estar bien informado sobre los requisitos y completar correctamente las casillas correspondientes en la Declaración de la Renta para evitar multas de Hacienda por incumplimiento de las obligaciones fiscales.

(El Periódico, 08-07-2024)

08/07/2024|