Nuevo plan de Díaz en la reducción de jornada para convencer a CEOE

El próximo lunes, día 8, el Gobierno presentará a la patronal y a los sindicatos una nueva propuesta para reducir, por ley, la jornada laboral de 40 a 37,5 horas semanales, sin reducción salarial. Con esto, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, buscará convencer a la CEOE y a Cepyme para que se unan al acuerdo que ya existe, en gran medida, entre el Ministerio y los sindicatos. Por lo tanto, Díaz modifica sus posturas iniciales, más urgentes, respecto a la reducción del tiempo de trabajo y está dispuesta a esperar más tiempo para intentar alcanzar un acuerdo con los empresarios.

Ayer, la vicepresidenta hizo este anuncio tras el Consejo de Ministros, un día después de que el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, lanzara fuertes críticas a los empresarios, calificando su actitud en la mesa de diálogo como "una huelga de brazos caídos". Así describió Díaz la postura de los empresarios en esta negociación.

El Ministerio de Trabajo critica a la CEOE y a Cepyme porque, después de seis meses de conversaciones, "no han presentado una sola propuesta escrita para la negociación con los sindicatos". Por otro lado, los empresarios sostienen que no tiene sentido presentar propuestas, ya que, según ellos, el Ministerio y los sindicatos han rechazado todas sus ideas, como cambiar la reducción de la jornada laboral ordinaria por un aumento de las horas extraordinarias. Díaz señaló ayer que los empresarios quieren casi duplicar el límite legal de horas extraordinarias, de 80 a 150 horas anuales.

Los empresarios también han sugerido aumentar las horas extraordinarias en sectores con mayor absentismo laboral. Todos los sectores empresariales están muy preocupados por el alto nivel de absentismo, que se suma a las vacantes laborales no cubiertas. La CEOE y Cepyme también solicitan un periodo transitorio para los sectores y empresas más alejados de una jornada laboral de 38,5 horas en 2024 y de 37,5 horas en 2025.

Yolanda Díaz fue clara en su mensaje a los empresarios: su objetivo principal es que, por ley, la jornada laboral en España se reduzca a 37,5 horas semanales para todos los sectores en 2025, afectando a los doce millones de trabajadores con jornadas superiores. "Si la propuesta del señor Garamendi [presidente de la CEOE] es reducir a 37,5 horas a cambio de aumentar las horas extraordinarias a 150 horas anuales, ya les digo yo que eso es una jornada reducida falsa. No lo permitiremos en el Gobierno de España".

La vicepresidenta reiteró su convicción de que la CEOE y Cepyme buscan ganar tiempo ante la posibilidad de nuevas elecciones generales debido a la debilidad parlamentaria del Ejecutivo. "Es la primera vez que la patronal habla mucho en los medios y guarda silencio en las mesas de diálogo. Me gustaría que hubiera respeto institucional y que lo que se tenga que decir, se diga en el Ministerio de Trabajo". Añadió: "Cuando alguien quiere dialogar y llegar a acuerdos, actúa con discreción. Esta semana no puedo seguir la cantidad de declaraciones públicas de la patronal".

Garamendi respondió indirectamente: "Hemos planteado muchas cosas en la mesa y no se nos escucha. [El Gobierno] nos lanza ultimátums". "Es un monólogo social más que un diálogo social". Gerardo Cuerva, presidente de Cepyme, expresó que las pymes "están hartas de un Gobierno intervencionista, cortoplacista e intransigente", que legisla de espaldas a la empresa. Añadió que en muchos sectores y regiones los empresarios le han pedido un "paro patronal" para manifestar su descontento.

"Hemos encontrado lugares en España donde nos han solicitado un paro patronal o una manifestación", dijo en el Foro Nueva Economía, adelantando que en la asamblea general de Cepyme, los empresarios leerán un manifiesto a favor de la libertad de empresa y en contra del intervencionismo del Gobierno.

(Expansión, 03-07-2024)

08/07/2024|