La avalancha de ERTS desborda a Trabajo y las Consejerías

El Ministerio de Trabajo y las Consejerías de las autonomías viven en un caos ante la imposibilidad de tramitar los cerca de 150.000 ERTE que están presentando las empresas. No hay capacidad para asignar siquiera número de expediente.

La Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y las Consejerías del ramo de las comunidades autónomas viven en un caos ante la imposibilidad de tramitar la avalancha de ERTE que están presentando las empresas para hacer frente a la crisis del coronavirus, que se acercan ya a 150.000 expedientes, según fuentes conocedoras.

No hay medios para gestionar este volumen, con lo que no hay capacidad para asignar siquiera número de expediente a la gran mayoría de los ERTE y los trabajadores no podrán cobrar a pesar de que según trasladó el Gobierno y están entendiendo las empresas, el expediente se entiende admitido por silencio positivo. Este atasco se ha producido cuando las medidas de agilización que aprobó el Gobierno y que permiten tramitar ERTE en cinco días no llevan siquiera una semana en vigor y cuando el Gobierno ha anunciado que reforzará el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) con 1.000 trabajadores.

Estos 150.000 expedientes se han presentado en las comunidades autónomas por parte de las empresas con presencia sólo en cada región y a nivel estatal en el caso de las empresas de implantación en todo el territorio nacional. Las mismas fuentes cifran en más de 2.000 los ERTE que se han presentado ante la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo, lo que implica que se trata en general de las empresas más grandes y con un volumen mayor de trabajadores afectados. Es el caso de los ERTE de Iberia, Renault, Ikea, Globalia, H&M, Primark, Desigual, Mango o Michelin.

De los más de 2.000 ERTE presentados a nivel estatal, al cierre de esta edición sólo tenían número de expediente asignado 350, es decir, cerca del 17%. En el caso de los expedientes que afectan sólo a una comunidad en concreto, la dificultad de gestión por su volumen puede ser mayor y algunas multinacionales sólo están planteando ERTE en sus plantas de una región concreta, como el de Mercedes en Vitoria, Grupo PSA en Vigo o Nissan y Ficosa en Barcelona. Cabe recordar que en Cataluña se han planteado más de 26.300 expedientes; 11.186 en la Comunidad Valenciana; 8.000 en Galicia; 3.328 en Castilla y León, o 4.430 en Andalucía, según datos de las Consejerías respectivas de cada comunidad, que admiten que crecen cada hora.

A todo esto se suma el alud de empresas que estudia o ya ultima la presentación del expediente, cerca del 95% de los clientes de los abogados de Laboral a los que ha consultado este periódico lo han presentado o ya estudian hacerlo. Es el caso de Alfredo Aspra, socio director de Laboral de Andersen Tax & Legal, y de Eduardo Peñacoba, socio de Laboral de Simmons & Simmons. En algunos despachos, el 90% de los clientes ya ha manifestado su intención de hacer ERTE, trasladan los gestores administrativos.

En la Comunidad de Madrid, se han presentado 13.390 expedientes y la Consejería de Trabajo ha ideado un sistema para agilizar que los trabajadores puedan cobrar el desempleo. Se trata de un formulario en el que podrán registrarse como demandantes de empleo y empezar ya con la tramitación para recibir la prestación. Esto se transmite al SEPE, que tramita el pago, donde también se produce el atasco. Ante el retraso de la Administración, al trabajador sólo le queda que la empresa cubra una parte o la avance (ver información adjunta).

La patronal Cecot pidió ayer al Gobierno que el SEPE agilice el pago de la prestación por desempleo para evitar problemas de liquidez a las empresas. Y es que, alertó, pueden pasar 40 y hasta 50 días desde el día de aprobación del ERTE al primer cobro. Trabajo está exigiendo que en los ERTE se adjunte un certificado en el que la empresa se comprometa a no despedir en seis meses, como exige el Decreto a los de fuerza mayor.

26/03/2020|